El Clan de la Cicatriz

(…)  La verdad que se oculta detrás de la sabiduría de los cuentos es la de que, tanto en los hombres como en las mujeres, las heridas causadas por los secretos y otras cosas en el yo, en el alma y en la psique, forman parte de la vida de casi todo el mundo.

Hay heridas generales, heridas propias de los hombres y heridas propias de las mujeres. Un aborto provocado deja una cicatriz. Un aborto espontáneo deja una cicatriz. A veces, la cercanía de otra persona deja un tejido cicatricial.

Es posible que haya muchas cicatrices como consecuencia de elecciones ingenuas, del hecho de haber sido atrapados o de elecciones acertadas pero difíciles. Hay tantas formas de cicatrices…(…)

(…) cuando un secreto no se cuenta a nadie, el dolor persiste durante toda la vida.  La ocultación de los secretos constituye un obstáculo para nuestra natural higiene autocurativa. (…) El efecto de los secretos es como una constante gota a gota de anestecia que insensibiliza no sólo la zona afectada sino también la amplia zona que la rodea. Empezar a hablar de esos secretos,  contarlos y sufrir por su causa, nos ayuda a resucitar de la zona muerta y nos permite dejar a nuestra espalda el culto mortuorio de los secretos. Nuestra mujer salvaje nos sostendrá durante nuestra pena, nos hablará al oído en susurros, sentirá dolor por nuestro dolor, lo resistirá, no huirá.

Aunque habrá cicatrices y muchas, por cierto, es bueno recordar que por su resistencia a la tracción y su capacidad de absorber la presión, una cicatriz es más fuerte que la piel. (…)

Clarissa Pínkola Estés – Mujeres que corren con los lobos.

 Una cicatriz es una señal o marca que queda en la piel y por qué no, en nuestro recuerdo.

Es una señal que nos alerta sobre algo que nos causó una profunda emoción  y que por ese mismo hecho, nos advierte y protege para que, de volver a repetir esa experiencia lo hagamos con el aprendizaje y la sabiduría que se supone (en el mejor de los casos) que adquirimos de la vez anterior.

En el mejor de los casos.

Señaliza, guía, orienta, o sus opuestos directos.

De todos modos, hay cicatrices y cicatrices.

Algunas de ellas son por situaciones placenteras y otras por circunstancias muy dolorosas. Algunas nos recuerdan actos de profundo amor y otras, totalmente lo contrario.

Algunas se gritan a los cuatro vientos y otras se callan, y se lloran en oculto.

Sobre algunas de ellas se puede recrear y transformarlas en hermosas melodías mientras que otras, se siguen llorando hasta que se produce el reencuentro con uno mismo que sella esa apertura y con el tiempo, permite que el área adormecida se revitalice pero tal vez desde otro lugar, con otra función, de otra manera.

Lo cierto es que todos llevamos cicatrices y cada vez que se produce una cicatriz, algo se modifica.

Algunas  de esas marcas serán más o menos visibles, más o menos ocultas, más o menos trabajadas en distintos espacios.

Algunas quedarán descansando tal vez hasta que tu Mujer/Hombre salvaje se acerque a susurrarte al oído ¿Qué secretos guardás? ¿De qué los guardás? ¿Por qué? ¿Hay algo que te avergüence demasiado? ¿Algo que duela al punto de no encontrar ningún mantra que suavice esa experiencia? ¿Qué no perdonás? ¿Qué heridas sentís que aún no cierran?

Lo cierto más allá y más acá de las diferencias y similitudes, de las enseñanzas o no tanto y de las emociones que se puedan haber activado en cada caso es que todos,  pertenecemos de alguna u otra manera, al Clan de la Cicatriz.

Lic. Carolina Sujoy

Psicóloga

Coordinadora de Comunidad Mamá Hamaca

Miembro de Psicólogas que acompañan la crianza respetuosa

lic.carolina.sujoy@gmail.com

El clan de las cicatrices

La gráfica es obra de la artista chilena: priscilla muñoz fuentes, su nombre se llama “Cicatrices” se puede consultar más sobre ella en http://www.artelista.com/obra/6744478970252978-cicatrices.html

La cita pertenece a la maravillosa obra “Mujeres que corren con los lobos” de Clarissa Pínkola Estés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s